Es Hora de democratizar la justicia

Por Norma Quinteros*

Es víspera del 24 de marzo,el día en el que se conmemora el inicio de una de las noches más oscuras del país, y me propongo hacerme algunas preguntas sobre el proceso de democratización de la justicia o más concretamente el Poder Judicial.-

Si bien la democracia comenzó en 1983 la dictadura no solo se encargó de romper todos los tejidos sociales, sino de dejar bases económicas y estructuras de poder que fueron muy difíciles de romper, nuestro pueblo necesitó muchos años hasta que la desvastadora crisis económica del 2001 pudo dar lugar a un nuevo proyecto nacional popular e inclusivo.-

En los últimos 10 años nuestro pueblo ha ganado un importante número de derechos y aún restan muchas metas por lograr; en la medida que el modelo va incluyendo a todos en una sociedad más justa va dejando ver con mas claridad aquellos grupos de poder que no acompañan este nuevo modelo de país; el Poder Judicial, como uno de los 3 poderes del Estado no puede ser un mero espectador, en el mejor de los casos, con sólo alguno de sus miembros que acompañan este proceso de inclusión nacional.-

Sobre fines del año pasado esta situación llego a un punto de inflexión, producto de numerosas decisiones de distintos juzgados del país que fueron palpablemente injustas para los ojos de todos. Y nuestra presidenta expresó que era el momento de democratizar el poder judicial.-

¿Qué implican estas contundentes palabras?

Estoy convencida que cuando la Presidenta habla de democratizar la justicia está pensando en un Poder Judicial que esté mas cerca de la gente, y sobre todo de la gente mas vulnerable. Que pueda entender y resolver, en los tiempos que la gente necesita, los múltiples conflictos  cotidianos que esta sociedad nos presenta.-

Estas palabras generaron dentro del Poder Judicial una discusión interna que por primera vez podemos ver en nuestra historia, y por si sola ya es un importante punto de partida para el cambio estructural en el Poder Judicial que todos esperamos. Los impulsores de un cambio interno se denominaron Justicia Legitima. Entendiendo que son múltiples las acciones posibles de realizar para que se produzca una cambio en este poder del Estado.-

Nuestra Presidenta en el mensaje de apertura del Congreso de la Nación enumeró distintos proyectos que enviará próximamente para ser tratados en el mismo. Estas iniciativas podríamos  sintetizarlas en la creación de tribunales de Casación como tercera instancia para tres fueros; la regulación de la publicación y el registro de causas en trámite; la democratización en el acceso a la carrera judicial; y la elección directa de los representantes de los estamentos en el Consejo de la Magistratura.-

Cada una de la cuales ha despertado distintas polémicas, aunque aún no tenemos los textos concretos de los proyectos, como para poder realizar un análisis serio de las propuestas y seguramente por lo complejo de el cambio esperado se necesitarán otras iniciativas que complementen las mismas.-

Uno de los puntos planteados es la democratización en el acceso a la carrera judicial, en este punto, la Procuradora General, Alejandra Gils Carbó, expresó que está trabajando en un proyecto de concursos que baje la preponderancia de los antecedentes académicos. Como, explicó hoy en día en los concursos, tanto en los juzgados nacionales como en los juzgados Provinciales de Neuquén, la puntuación que se le da a la asistencia a cursos, conferencia o posgrados conforma el porcentaje principal de la nota del postulante, llegando a la paradoja que un postulante que pudo pagar mayor cantidad de cursos, sean o no referidos al área en el que se van a desempeñar, está en ventaja con respecto a postulantes que tienen mejores notas en los exámenes de contenidos o que demuestran en las entrevistas un mayor compromiso con el trabajo.-

Pero el proyecto que generó más controversias tiene que ver con la conformación y elección directa del Concejo de la Magistratura, el mismo fue creado en la Constitución Nacional luego de la reforma de 1994 y hay conciencias casi unánimes, en la deficiencia de su funcionamiento, y lo arbitraria de sus decisiones. La necesidad de un cambio en su conformación es un punto esencial, y coincido con muchos expertos constitucionalistas que se han expresado sobre el tema que no existe impedimentos constitucionales para que sus miembros sean elegidos popularmente, es importante aclarar una vez más que de lo que se trata es de elegir los miembros del Consejo de la Magistratura y no a los Jueces.-

La posibilidad de que este consejo esté integrado por miembros elegidos por el voto popular y formados en otra disciplina que no sea el derecho es por si mismo una bocanada de aire puro, tendremos que ver en los próximos meses como se implementa, y sería una medida que debería ser imitada en el ámbito provincial, cuyo Consejo de la Magistratura ha sido muy cuestionado desde sus constitución.-

Pero mas allá de los proyecto que seguramente analizaremos en concreto en ellos próximos meses, existe en la comunidad el concepto de que la justicia es lenta, que los procesos duran años, y que solo tienen acceso a la misma quienes cuentan con recursos económicos suficientes. La defensora general de la Nación, Stella Maris Martínez, expresó que una justicia lenta no es justicia y esto implica hacer un cambio interno, determinar qué juzgados necesitamos, donde y que procedimiento aplicamos en los mismos para que los procesos judiciales sean mas ágiles y encuentren soluciones a los problemas comunes de la gente.-

Tal vez deberíamos desempolvar en la provincia uno de los proyectos que impulsaba el Dr. Ricardo Mendaña, cuando propiciaba la creación de juzgados barriales con competencia en cuestiones de familia y comerciales de menor cuantía, resolviendo de este modo conflictos que con el trascurso de tiempo y un proceso engorroso no hacen más que profundizarse y agravarse.-

El sol empieza a despuntar en otro 24 de marzo, en los últimos diez años hemos construido de la mano de Nestor y Cristina un país en donde día a día la justicia y la inclusión social llega con más fuerza a nuestro pueblo y es el momento de que el Poder Judicial Nacional y Provincial se mire y se interpele sobre que servicio de justicia va a prestar al país.-

*Abogada
 

One comment

  1. En buena hora que llego el momento de democratizar la justicia! unico poder del estado que no es electo por el pueblo, por lo que carece de representativadad y por ende es dificil que represente los intereses del pueblo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *