Corrupción en España: Destitución de Mariano Rajoy y vuelta del PSOE

Finalmente este viernes en España el Congreso de los Diputados votó, por 180 votos positivos, 169 negativos y 1 abstención, la moción de censura (la primera desde la vuelta a la democracia en 1976) presentada por el Partido Socialista (PSOE) contra el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apartándolo del cargo que ocupaba desde el 21 de diciembre del 2011. En su lugar asumió el socialista Pedro Sánchez en alianza con Podemos y las fuerzas independentistas. Mientras que el partido de centroderecha y aliado del Partido Popular, Ciudadanos, quedó relegado de la nueva opción de poder.

El hecho concreto que desató la caída de Rajoy fue lo que se conoce como Caso Gürtel, que significa “correa” en alemán y que hace referencia al apellido de uno de los principales implicados, el empresario Francisco Correa condenado a 51 años de prisión. Es una investigación iniciada en el 2007 y que destapó una red de corrupción política a gran escala vinculada al hasta ahora gobernante Partido Popular y que funcionaba principalmente en las comunidades de Madrid, Galicia y Valencia. Se trata de una red de empresas que conseguían contratos de todo tipo de administraciones gobernadas por el Partido Popular en diversas partes de España y que lo hacían a cambio de sobornos que iban a parar a los cargos públicos responsables de decidir sobre esos contratos e incluso servían para financiar actos de campaña y otras gestiones del propio Partido Popular.

Esta investigación judicial es a su vez un derivado del denominado Caso Bárcenas (en referencia al ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas condenado a 33 años de prisión) y que hace foco en la financiación del partido y lo que se puede denominar como “Contabilidad B”, es decir, dinero no declarado a la Hacienda Pública, con recepción de donativos ilegales de constructoras y entrega de dinero negro a los dirigentes del Partido Popular.

Aún no se sabe hasta cuándo gobernará Pedro Sánchez, tampoco se ha hablado de la fecha de unas futuras elecciones, por lo tanto la idea que toma más fuerza hasta el momento es la que asegura que completará los dos años que aún le quedaba de gobierno a Mariano Rajoy. De hecho, Pablo Iglesias de Podemos abogo por unas elecciones recién para el 2020.

Las últimas palabras de despedidas de Mariano Rajoy fueron: “Ha sido un honor ser presidente y dejar una España mejor de la que encontré (…) ojalá mi sucesor pueda decir lo mismo. Se lo deseo por el bien de los españoles”. Ya no había marcha atrás. Su gobierno había acabado y de la peor manera.

Ahora bien, aún queda pendiente la cuestión de Cataluña dado que los socialistas siguen siendo reacios a las políticas independentistas. Este nuevo contexto, que hizo confluir bajo un objetivo común el apoyo a la moción de censura de fuerzas como Esquerra Republicana, PdeCat y PNV, se realizo a cambio de la promesa de diálogo con el nuevo Gobierno catalán de Quim Torra, lo que hace pensar en otro foco de conflicto a mediano plazo.

Por Valentin Steimbreger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.