Construyendo el Barrio-Centenario

Por Diego Burd

Desde el Centro Cultural “Discepolin” se continúa trabajando con políticas culturales de integración con el barrio, los sábados de talleres dirigidos a los más chicos, donde se realizan obras de teatrales, proyecciones de películas, elaboración artesanal de marionetas, etc, desde las 17 a las 19 hs.
Así mismo, se logro empezar la construcción de la biblioteca que contiene materiales educativos y libros donados que permitirán a los chicos y adolescentes que cursan en los diferentes centros educacionales de la ciudad un lugar donde encontrar encontrarse para estudiar en conjunto, como así, en un futuro empezar con las clases de apoyo en las diferentes materias.

También comenzó la convocatoria a todos los vecinos para integrarse como participantes activos en calidad de talleristas, para que utilicen las instalaciones del centro para compartir sus conocimientos con el resto de la comunidad.
De esta manera, a través de la convocatoria, se trasmite la idea que el conocimiento deja de ser un proceso individual, pertenecientes de algunas elites para ser parte de un proceso solidario, de constitución de un sujeto colectivo, que en el dialogo establece un nosotros de pertenencia barrial y con la ciudad, mecanismo que es clave para el proceso de empoderamiento popular, promulgado por nuestra presidenta, donde el pueblo es participe de los diferentes espacios de mediación, tomando la cultura como proceso de constitución de una subjetividad política liberada.
Con poco tiempo en el barrio, el Centro Cultural, a través de sus actividades políticas y culturales, empieza a ser sentido como propio por los vecinos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *