Conceder el mango, la sartén también y al filo “te lo debo”

por Víctor Klyma.

Arturo Jauretche en Filo, Contrafilo y Punta describía la luz al final del túnel del colonialismo como un mecanismo de “sometimiento a sus directivas, que se pagará “con el prestigio de la rendición”.

Las tensiones que dentro del territorio de nuestra nación soberana se cuecen aunque el mango (o la potestad) de dirigir sus destinos al calor de un pueblo feliz -pero en patas– se hallen envueltas en donaciones importadas tanto de organismos militaristas como multilaterales de crédito, no hacen más que multiplicar varios microclimas colectivos de rechazo contundente.

Se supone -el origen de estas sinergias populares- en el compromiso de no comprometerse (parafraseando a A.J.) acorde a las jefaturas electas desde el 2.015.

Ceder soberanía territorial como se avizora en la provincia del Neuquén y financiera en el contexto del subyacente FMI actual nos obliga a repensar la construcción del pacto político y social que supimos conseguir a través de las lecciones históricas regionales; sin jamás perder la atención a las realidades que atraviesan nuestros vecinos continentales.

Cuál sería el otro camino de un Pueblo que comienza a perder el control de sus horizontes, ganados y gestados gradualmente desde las emancipaciones latinoamericanas del siglo XIX  y afianzados desde la vuelta a la estabilidad democrática desde el ´83?

Para la ocasión del armado de una contrapropuesta al modelo imperante en modalidad asamblearia vecinos y referentes de la capital neuquina y áreas de influencia convocados en el Sindicato de Empleados Judiciales de Neuquén (SEJuN) junto a organizaciones sociales, ambientales y políticas muestran decisión en no torcerle el brazo  a los poderes equívocos asesorados y monitoreados desde ambas fuentes de poder hegemónico;  hasta que las urnas “hablen” nuevamente, hablar por ellas en la calle, ponerle voz de oposición a un atropello que los argentinos casi habíamos dejado atrás.

La reunión, por su alta concurrencia, pactada por la tarde, superó y desbordó en boca de los organizadores las expectativas. Cada asistente, se fue presentando para luego abordar cómo venía barajada la mano desde lo local hasta lo foráneo.

Se hace en el ambiente el casi implícito hecho que a causa de los movimientos “tectónicos”,  provocados en un yacimiento de clase mundial como el de Vaca Muerta encienda sospechas de la reciente ayuda humanitaria en principio para infraestructura básica que el Departamento de Defensa Norteamericano mediante su embajada local hacen llegar a nuestra Defensa Civil de la provincia. Puntualmente el funcionario de aquel país encargado ratificó este mes  las condiciones requeridas y los fines que cumplirán las instalaciones: “un centro de operaciones/coordinación de emergencias y desastres,  y depósito de material y equipamiento para la respuesta a desastres”.

Más allá de las declaraciones oficiales algunos vecinos más informados de las operaciones posteriores que conlleva la aprobación de infraestructuras similares citan expresamente a especialistas en geopolítica mencionando que las intervenciones activas en otras latitudes por parte de los yanquis se han iniciado de similar manera, apelando al mancomunado trabajo primero entre partes civiles hasta pasar a fases más críticas respecto al caldeo social que va emergiendo como las riquezas que se van extrayendo del subsuelo y excluyendo en  escalada de los beneficios a gran parte de sus habitantes.

Los antecedentes internacionales y nacionales como los del Chaco nos remiten brevemente a explorar en los marcos constitucionales como orientador obligatorio, en particular el de la provincia que debe su nombre al mapudungun que en su artículo 2 consagrado a la igualdad y defensa del territorio expresamente dicta: el acatamiento con las demás jurisdicciones acerca de las  “invasiones sobre sus derechos y patrimonio que se le impongan con carácter particular, por considerarlas violatorias de la organización federal que la Constitución Nacional establece”. Con esto, se quiere decir que todos los regímenes, incluso los municipales se verían alterados en caso que prospere la iniciativa de la futura base militar “patrocinada” desde el Comando Sur puesto que de preponderar la seguridad nacional del país tal como lo expresa el órgano estadounidense podría reservarse la unilateralidad de acciones en el territorio afectado.

Saliendo sólo un instante de los tecnicismos legales de distinto alcance jerárquico, y volviendo al ambiente original, la iniciativa popular a su vez de movilizar una consulta por demás popular sobresalieron como proyectos complementarios junto al reclamo en contra de la intervención del FMI que el actual gobierno del PRO y aliados intentan implementar.

Cada una de las acciones de los ciudadanos presentes asumieron buscar un gran sustento de la población; marcado con énfasis desde la representación del PJ local mediante la intervención de la referente Lorena Barabini Parodi como señaló la unidad para la consigna, aunando esfuerzos junto a los actores de la economía popular fuéronse sumando propuestas de acción al reclamo.

Por supuesto que la visibilización ágil del rechazo ante ambas políticas emanadas desde La Rosada (conceder parte estructural de las políticas económicas como de seguridad interior) contó con abrumador respaldo; así también el sector de trabajadores tranviarios puso a disposición para el próximo mes de  julio llevar a los manifestantes al mismo lugar donde se emplazaría la primigenia base de ayuda humanitaria como así también la difusión entre los usuarios del servicio público que prestan en la región y toda acción legítima que respalde la iniciativa.

Queda claro a través de las frecuentes visitas de funcionarios de alto rango norteamericano en los últimos años a nuestra provincia la desproporción del tratamiento de un tema tan grave si lo contrastamos al de la otrora también polémica estación espacial china de fines pacíficos construida por la empresa china de infraestructura CHEC. A diferencia de aquella, en vísperas  de la puesta en funcionamiento de la antena ambas máximas autoridades nacionales ratificaron el alcance del proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *