Código Penal

Ni el Rojo ni Cipo pudieron aguantar la ventaja conseguida en casa durante los partidos de ida, pero ambos fueron mejores que sus rivales desde los 12 pasos y se enfrentarán en la siguiente ronda de la Copa Argentina.

Tarea complicada tenía el corto plantel de Independiente quien debía sostener en La Pampa el 1 a 0 conseguido de local el pasado viernes en Neuquén Capital y así acceder a la siguiente instancia. Con esa misión en mente, los Neuquinos partieron a General Pico, para enfrentar a  Ferro Carril Oeste.

El partido en el Coloso del Barrio Talleres arrancó, naturalmente, con el local tomando la iniciativa y tratando de igualar la serie. Estuvo cerca de lograrlo, pero el “1” albirrojo tuvo nuevamente una buena actuación e impidió el gol de Ferro durante toda la primera mitad.

En el complemento, no habían pasado ni 10 minutos cuando Lucas Mellado, tras un rebote, marcó el 1 a 0 para el local. Envalentonado por el tanto, el Verde salió con todo a buscar el gol que le diera el pase directo, pero chocaría contra el aguante neuquino y, fundamentalmente, con la solida actuación del arquero capitalino, Ceferino Arregui. Fin del partido y penales.

Desde los 12 pasos, el Rojo tuvo la fineza que le faltó Ferro todo el partido. Porra, Berra, Solis y Cataldi anotaron para Independiente, mientras que para el Verde sólo lo hicieron Mellado y Rancez. Taborda y Sain erraron decretando el 4-2 final para los neuquinos y el pase a la siguiente instancia.

 

 

Por otro lado en el Luis Maiolino de la ciudad de General Roca, se jugó otra edición del clásico de Rio Negro entre el Depo y Cipolletti. Los albinegros venían de vencer 1 a 0 en la Visera de Cemento y buscaban sostener la ventaja, pero del otro lado se encontraba un Naranja dispuesto a revertir el resultado de la ida.

Los locales arrancaron con mas ímpetu, buscando el gol que les diera la igualdad y serían merecedores de dicha diferencia, pero que le sería esquiva. No fue sino hasta los 40 minutos  que, luego de un centro de Guajardo que no pudo conectar bien Fernando Fernandez, Mannara lograría la ventaja para los roquenses.

Con la serie igualada, fueron los cipolleños quienes buscaron el partido, acorralando al rival. Despues de unos minutos de furia albinegra, los locales lograron salir del asedio y el partido se transformó en un cotejo de ida y vuelta que pudo terminar para cualquiera, pero que no cambiaría en el resultado final. 1 a 0 para los naranjas y el encuentro se iría a penales.

Fue en los tiros desde los 12 pasos que emergería la figura de Matias Alasia. El arquero cipolleño se pondría el traje de héroe conteniendo los disparos de Valenzuela y Trecco, permitiendo que el albinegro ganara la serie por 4 a 3.

Ahora neuquinos y cipolleños se mediran en un nuevo Clasico del Alto Valle. Si bien la realidad económica de ambos clubes es muy diferente, los de la capital neuquina sueñan con volver a eliminar a los albinegros, como lo hicieron en la edición 2014 en la que se impusieron por penales en condición de visitante en un triunfo que, mas tarde, les permitiría jugar contra Racing Club de Avellaneda, en ese momento campeón de primera división.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.