Cinco roturas de caños en la última semana

Neuquén.- El EPAS informó que en horas de la tarde de ayer, la Municipalidad de Neuquén, a través de una empresa que ejecuta obras de pavimento y cordón cuneta, fisuró la cañería de distribución de agua potable que alimenta un amplio sector del Este de la ciudad.

Dicha situación, se conoció luego de que los vecinos denunciaran una gran pérdida de agua, ubicada en la calle Lago Traful entre Alderete y Tacuarí, que abastece al barrio Sapere.

Desde el organismo provincial señalaron que “es importante destacar que nuevamente el EPAS se hizo cargo de reparar numerosas fisuras que fueron provocadas por empresas que trabajan para el Municipio, hechos que se registran de manera recurrente en la capital neuquina, desde enero de este año”.

“En la última semana, de manera sospechosa, se han detectado al menos 5 fisuras de importantes dimensiones, que han padecido los vecinos de los distintos barrios de la ciudad”, agregaron.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *