China y América Latina

La crisis financiera China de la última semana encendió las alarmas de las economías de Latinoamérica.
Aunque hay controversias sobre la posibilidad de que el gigante asiático atraviese realmente una crisis, dirigentes de países latinoamericanos ya imaginaron, con preocupación, cuáles serán los posibles escenarios si el panorama no se normaliza.
Si hay una palabra que defina a este contexto es ‘incertidumbre’. Por eso, analistas políticos y económicos de la región instan a no tener una actitud pasiva mientras evolucionan las economías externas. Por el contrario, aseguran que buscar alternativas es la mejor opción para evitar el impacto de la crisis.
Las bolsas de todo el mundo, incluyendo América Latina, se hundieron en pérdidas generalizadas de hasta 8 por ciento, luego del derrumbe del principal indicador bursátil de China, que arrastró también a varios mercados, como el de cambios, y revivió los peores temores desde la crisis de 2008, en particular sobre las inversiones y el comercio.
La primera explicación de los analistas sobre el tsunami bursátil de hoy se centró en una oleada de ventas de los inversores, que esperaron en vano que las autoridades de Pekín siguieran inyectando más liquidez en el mercado para frenar la caída, que tiene como contexto los problemas de la economía china, puestos en evidencia con la reciente devaluación del yuan.
La incógnita que desvela a toda la región es cómo y hasta qué niveles repercutirá en la economía real la implosión de la burbuja bursátil china.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *