Caso Matias Casas: “Quienes nos tienen que cuidar nos tiran balas a mansalva”

Este miércoles 22 de julio se cumplen 3 años del asesinato de Matías Casas, joven neuquino víctima de la violencia institucional ejercida por la fuerza policial provincial.
Luego de superar las distintas etapas judiciales, los familiares continúan con su reclamo de justicia con una sentencia en mano que establece la prisión perpetua al policía Méndez, dictada por un jurado popular. El condenado logro una baja de la pena tras distintas apelaciones que realizo su defensa al Tribunal de Impugnaciones, que omitió la grave responsabilidad que le cabe al efectivo como fuerza pública e ignorando el fallo ejemplar dictado en su momento.
Desde distintas organizaciones sociales, familiares y vecinos se está convocando a participar de la marcha reclamando justicia por este caso de gatillo fácil, en la cual estarán participando los familiares de Brian Hernández, otra víctima de la violencia policial en el oeste neuquino.
La concentración está prevista a las 18hs en el monumento al Gral San Martín, para iniciar la marcha exigiendo justicia por las calles del centro neuquino.

Gatillo Fácil:
Ellos tiran y después preguntan

Cesar Casas relata lo sucedido el 22 de julio del 2012 en el barrio Cuenca XV:
“Matías estaba con su novia, tuvo una diferencia de palabras con el hijo (de Méndez) que no llegó a nada, pero el chico fue a la casa a exagerar lo que había pasado y el padre salió con el arma a buscarlo a Matías, a cazarlo prácticamente. Lo encontró, le preguntó si era Matías y le disparó, Matías se subió a la moto para irse, lo siguió de atrás disparándole, de hecho a un metro veinte de distancia le pegó el disparo en la espalda que fue el causal de la muerte, y otro tiro en el pie. Como Matías pudo escapar del lugar avanzó seis, ocho cuadras y cayó, y cuando cae llega la policía y lo rodea primero apuntándolo con una escopeta, parecía que Méndez los había llamado a la comisaría diciéndoles que andaba buscándolo, y cuando lo encuentran ahí llega Méndez y entre medio de los policías se mete y lo patea a Matías que estaba en el piso, delante de los policías, se saluda de manos con los efectivos y se va. Después la policía lo va a buscar a la casa y él entrega el arma en la comisaría. Fueron como si fueran una escolta especial, porque fue el comisario a buscarlo con todas las atenciones, y a partir de ahí lo nuestro fue salir a la calle. Lo de la calle sobre todo surgió por Matías, porque sus amigos empezaron a ver qué hacíamos, y salimos, nunca creí haber tenido la fuerza para poder salir pero Matías hizo que tuviéramos la fuerza para poder salir y reclamar porque la primera versión que existió fue de la parte oficial, de la policía, y decía que Matías andaba armado, que había amenazado, tratando de poner al policía como que estaba en peligro y resguardando su vida y la de su familia, entonces tenemos la suerte de que mucha gente se dio cuenta de cómo eran las cosas y salió la calle a acompañarnos y a luchar con nosotros”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *