Casa Popular Felipe Vallese en Villa Florencia

Por Gimena Gonzalez-Eastoe

Felipe Vallese, era militante de la Juventud Peronista durante los años en los que el país resistía la proscripción de un movimiento popular. Sin Perón en la Argentina, los jóvenes, los trabajadores, las amas de casa, las mujeres de la política, los vecinos todos se organizaban para resistir las imposiciones de gobiernos antipopulares. Era el objetivo, tanto de gobiernos constitucionales como dictatoriales, borrar de la faz de la tierra el peronismo. ¿Pero puede borrarse un sentimiento que cala en lo más hondo de un pueblo? ¿Puede negarse la historia de reivindicaciones populares con prohibiciones? Para nosotros no. Todas y cada una de las políticas llevadas adelante para eliminar el peronismo sólo lograron reforzar ese sentimiento de amor que nuestro pueblo engendró.

Vallese era estudiante y trabajador, y como muchos jóvenes entonces (y ahora) era protagonista en sus tiempos. Militaba en la JP y desde allí denunciaban los negocios con el imperialismo que ponían de rodillas a un país que años antes había sido justo, libre y soberano. Era delegado en la fábrica en la que trabajaba, porque como Perón había enseñado, los derechos hay que defenderlos y eso es lo que todo sindicalista debiera hacer. Y para defenderse hay que organizarse, y para organizarse hay que juntarse con el otro. Felipe es además el primer detenido-desaparecido de la historia contemporánea argentina.

Fue secuestrado el 23 de agosto de 1962 junto con otros compañeros/as, a plena luz del día y brutalmente torturado en una comisaría de Villa Adelina. Todos los demás detenidos fueron liberados, de Vallese no se supo nada más. Su desaparición se tornó bandera de lucha “Un grito que estremece, Vallese no aparece”.

Cuando los secuestraron, la policía declaró haber encontrado panfletos que decían: “Contra los préstamos del FMI que atentan contra la soberanía del país”. Denunciaban aquellos jóvenes los manejos espurios de los gobiernos de turno con el imperialismo… No estamos tan lejos y es por eso que su acción nos representa. Hoy seguimos denunciando la especulación de los organismos internacionales de crédito, del mercado financiero, y de los bloques económicos que viven del hambre que sufren nuestros pueblos. Por eso sus reivindicaciones son tan cercanas a las nuestras, en tiempos en los que damos la batalla más grande contra los Fondos Buitres que quieren ver de rodillas a nuestro país.

Casa Popular Felipe Vallese

Recordarlo, traerlo a la memoria, volver a pasar por el corazón es una forma de homenajear no sólo a este joven de 22 años, sino a todos los que, convencidos de sus ideales, han entregado la vida cotidianamente para hacer de este mundo un lugar más justo.
Elegimos que la Casa Popular Felipe Vallese sea un espacio de reflexión, de acción, de organización y debate político. Allí funcionan las cooperativas de viviendas y de trabajo, allí la Asociación Civil Mano a Mano proyecta el trabajo comunitario desde la economía social y en relación con las instituciones del estado para generar oportunidades para nuestros pibes. Allí llevamos adelante las reuniones de coordinación territorial con los vecinos de los barrios Villa Florencia y alrededores. En esta casa popular tendrán lugar también los vecinos que quieran asesorarse sobre cuestiones legales de manera gratuita. Piloto 480 es ahora la Casa Popular para todos los vecinos de Neuquén.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *