Cambiemos sobre la marcha

No hace mucho tiempo atrás, el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, descartaba que exceptuar el medio aguinaldo de junio del pago del impuesto a las ganancias fuera un tema dentro de la agenda oficialista. Pero la realidad, para variar, fue otra.

Un beneficio para los trabajadores no podía llegar por voluntad y buena fe del comando de globos amarillos. Como no podía ser de otra manera, esta medida para el laburante debía llegar forzadamente.

Resulta que la desesperación por conseguir apoyo para dar dictamen favorable a la polémica ley de blanqueo de capitales (que permite legalizar la situación de Mauri y sus amigotes) le jugó en contra a la revolución de la alegría y no le dejó otra opción que dar el brazo a torcer.

Ante esta situación, Cambiemos negoció la reforma impositiva a cambio del aval del Frente Renovador y el Bloque Justicialista comandado por Diego Bossio. Con el ímpetu de aparentar oposición, ambos bloques lograron la exclusión del Impuesto a las Ganancias sobre el aguinaldo para aquellos trabajadores que no tributen Bienes Personales. El tiempo dirá cuánto le dura la careta opositora (blanda) a los muchachos massistas y la banda del ex director de la ANSES antes de volver a su costumbre de bajarse los pantalones ante el oficialismo con la facilidad de siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.