ARTURO JAURETCHE A 40 AÑOS DE SU PARTIDA

Por Tito Quinteros

ARTURO JAURETCHE A 40 AÑOS DE SU PARTIDA
Por Tito Quinteros
EL 25 de Mayo de 1974, don Arturo nos dejaba definitivamente. La Argentina Nacional y Popular que amanecía un año antes, se desgranaba rápidamente al paso de los poderosos.
Nosotros militantes veinteañeros, veíamos entre asombrados e indignados, como se apropiaban del gobierno.
Días antes nuestro padre Mujica caía asesinado por latriple A, antes de un mes veríamos partir a nuestro líder el General Perón.
Muchas veces pensé en el paralelismo de la muerte de Don Arturo y la de Manuel Belgrano en los comienzos de la Patria.
Fue un gran escritor, aún hoy después de haberlo leído en distintas etapas de mi vida,sigue despertando el asombro, con frases y pensamientos que parecen escritos el día anterior.

Pero esa no fue su mayor cualidad,nacido de una familia acomodada de un pueblito de Bs As abandonó las visiones conservadoras que lo educaron, para abrazar con pasión el Radicalismo Yrigoyenista de principios de siglo, participó en las sublevaciones populares, conoció la cárcel y el exilio, y después del 30 viendo a los correligionarios radicales sumergirse en la tilingueria de los poderosos creo FORJA. Una herramienta de lucha para desenmascarar el régimen de entrega.
En 1943 las cosas cambiaron y el Peronismo con Perón a la cabeza irrumpieron en la historia Argentina para cambiarla definitivamente.
Y ahí estuvo el,junto a Scalabrini Ortiz para ayudar a constituir ese gran movimiento popular enfrentando a la Unión Democrática.
Participó activamente en los primeros años de Gobierno. Tuvo diferencias con Perón y se alejó de los cargos, pero nunca del peronismo. Después de 1955 volvió a participar activamente en la lucha y de ese tiempo fueron sus más grandes aportes.

Lucido, coherente, leal a sus principios, Jauretche fue un patriota indispensable para la construcción de nuestra nacionalidad.
Hoy que la historia nos muestra una nueva primavera de jóvenes militantes recuerdo una frase que escribió hace 40 años:
“Y no se asusten los viejos peronistas. Si no quieren quedarse en ‘viudos tristes’ tienen que acelerar el paso para seguir a los de adelante. No se lamenten, tampoco, de que los recién venidos ocupen los primeros puestos de la fila; porque siempre es así: se gana con los nuevos, no con los antiguos. Los precursores deben sentir el orgullo de perdurar como cimientos. Si no, quedan como testigos airados de algo que quieren pero no puede ser. Se convierten en sepulcros blanqueados.”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *