Argentina…país generoso

Se aprobó finalmente la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, lo que implica que Argentina pagará las demandas realizadas por los fondos buitres. Con una diferencia de votos abismal entre positivos y negativos, muchos legisladores del FPV acompañaron la medida argumentando que los intereses corren y ya no hay otra opción.

El oficialismo plantea que la salida del pago traerá inversiones extranjeras al país y aumentará la confianza externa, razonamiento que pasa meramente por proyecciones futuristas. Lo más cierto parece ser que con este voto, nuevamente nos rendimos a los pies de un grupo de especuladores financieros internacionales.

Si se mira en detalle lo aprobado, la Argentina ha sido de por más generosa con los buitres, pagamos más de lo que se estaba negociando otrora, les arreglamos sus futuras inversiones y hasta les pagamos sus abogados y gastos por las demandas. Un primor.

El problema es que esto no termina acá. Hoy les pagamos en efectivo una deuda que no proviene de un préstamo; recordemos que estos tipos no nos prestaron guita sino que compraron bonos para especular con los intereses cuando nuestro país estuvo quebrado. Para ello, se genera deuda a quince años, ¿Quién garantiza que estos mismos, u otros, especuladores, no vuelvan a realizar la misma operación? Las leyes no.

macri tarifazo mano a mano

Las galeras se mojan cuando llueve

Pero lo que se quita por un lado, se paga por otro. Mientras Macri descansa por enésima vez en apenas tres meses y medio, el pueblo paga la fiesta (de pocos). El ministro de Transporte, Dietrich, anunció el aumento de las tarifas del transporte en el área metropolitana y en la ciudad de Buenos Aires. La suba es del 100% para colectivos y trenes. La justificación del ministro resulta por demás irrisoria; según Dietrich el aumento se debe a que, durante el anterior gobierno “lamentablemente ha habido populismo”. Parece que, al igual que durante la Fusiladora del 55, en nuestro país hay palabras prohibidas y estamos a pasitos del Decreto 4161. Para colmo, Dietrich sostuvo que es muy injusto que un ciudadano neuquino o cordobés deba pagar el doble de lo que paga un porteño. Hasta ahí, todos de acuerdo. El tema es cuando el ajuste se hace aumentando las tarifas y no las obligaciones empresariales.

También subirán el agua y la telefonía fija. En estas materias el aumento será aún más violento. Para el mes de mayo, tanto Telecom como Telefónica ajustarán sus tarifas en un 186%; sí, en un 186%, pasando el servicio de $13,28 a $38 más IVA mensuales. Respecto al agua, se calculan subas del orden del 400% en las facturas. En palabras de Frigerio, ministro del Interior, “fueron muchos años de fiesta y alguien tiene que pagar esta fiesta de no reconocer la realidad”, y que “nosotros tenemos los precios de los servicios públicos más baratos de toda la región”. A ver paparulo, el hecho de que el servicio sea barato no significa que sea malo así como su inversa. Pero bueh, a estos la lógica empresarial les calza mejor que la popular. Por eso mismo el pato de la fiesta lo tiene que pagar el pueblo laburante y no esta oligarquía revanchista que recuperó los hilos políticos de nuestra Patria.

Sacando en limpio, los tarifazos (que se amplían con el 6% de la nafta la semana que viene) son una chispa más sobre la pólvora de odio que están arrojando estos vendepatrias. Despidos, deuda y persecución hacen más peligroso al combo explosivo. Prestá atención Mauricio, acordate que siempre podemos dar leña nosotros, sobre todo para combatir a los malos argentinos.

 

Sin despidos no hay país PRO

Ciento cincuenta despidos en el Ministerio de Economía, trescientos en el de Trabajo, otros tantos en Cancillería, ANSES y Ministerio de Interior, que suman 25 mil en organismos nacionales, 20 mil en provincias y dependencias municipales, a lo que hay que sumarle los del sector privado, que se están volviendo costumbre. La “limpieza” obedece a otras motivaciones: disciplinar a los trabajadores, estatales o de la actividad privada. Desmembrar áreas chocantes a la ideología oficial: el parate del Arsat 3, las cesantías en la Biblioteca Nacional son muestras contundentes y parciales. Neuquén cae también en la rodada y más de veinticinco trabajadores de dependencias estatales fueron despedidos o cesanteados sin causa. Lo peor es que estos trabajadores no serán suplantados por otros; acá se están desmantelando políticas de inclusión social. Despedir trabajadores es destruir el Estado.

Ni hablar del sector educativo, los docentes agrupados en Ctera anunciaron una huelga para el 4 de abril en respuesta al incumplimiento de promesas del gobierno y en conmemoración de los nueve años del fusilamiento de Carlos Fuentealba. Alertan sobre la asfixia presupuestaria o el desbaratamiento de programas valiosos como el FinEs (terminación de estudios para adultos o jóvenes que abandonaron) o el Conectar Igualdad, entre otros. El ministro de Educación dio su palabra a los gremios hace un mes: esos programas no se tocarían. Pero no parece estar pasando, el FinEs no comenzó y las oficinas de Conectar Igualdad han sido desmanteladas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *