Ahora vienen por las naftas

Estacioneros del sur de la provincia de Buenos Aires impulsan oficiosamente la caída del precio diferencial de las naftas en la Patagonia, debido a una supuesta competencia desleal. En la región, el coro de la Alianza Cambiemos encabezada por el diputado Leandro López apoyaron el reclamo de la Federación de Empresarios de Combustibles Bonaerenses y pretenden derogar la ley que lograron hacer sancionar los senadores Miguel Ángel Pichetto y Guillermo Pereyra en los albores del gobierno macrista.

Este reclamo se relaciona también con la intención de revisar el esquema impositivo de los combustibles que se estudia en el ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren. Una tríada de diputados de la región -el neuquino Darío Martínez, del FpV y los rionegrinos Silvina García Larraburu y Sergio Wisky- defendieron el actual esquema de precios y cuestionaron el intento de quitarle el beneficio a las dos provincias, que fueron las últimas en ser incluidas en la zona de precios diferenciales. La cámara neuquina de estacioneros también rechazó el reclamo de sus pares de Buenos Aires.

La ley de Pichetto y Pereyra eliminó del precio de los combustibles líquidos que se venden en la Patagonia una parte del ITC (Impuesto a la Transferencia de los Combustibles) y se aprobó por ley en diciembre último. Dos situaciones amenazan con acortar la brecha que hoy existe con los valores del resto del país: un reclamo de la Federación de Empresarios de Combustibles Bonaerenses y la revisión del esquema impositivo para el sector que impulsa el ministerio de Energía de Nación.

Los bonaerenses piden que se elimine la diferencia en los precios, que en algunos casos es de hasta un 20 por ciento, porque las estaciones “de frontera” vieron una importante merma en sus ventas. El pedido llegó al escritorio de la vicepresidenta, Gabriela Michetti, y también lo llevaron a la Cámara de Diputados.

Martínez dijo que los habitantes de la Patagonia “no solo tenemos un costo de vida mayor, producto de las distancias y el clima, sino que también somos productores de la energía”.

Quien también salió a responder las palabras de López fue el referente del peronismo neuquino, Gastón Ungar, quien calificó al diputado como “un irresponsable ya que estar en contra de que los neuquinos paguemos menos, o que nos veamos beneficiados por subsidios en algunos servicios es una falta de respeto. (…) La quita de subsidios impacta de lleno en los alimentos y elementos de primera necesidad. No se trata de subsidiar a los que “esquían en San Martín de los Andes” sino a los vecinos de las localidades del sur que necesitan el combustible para movilizarse todos los días para trabajar”. En este sentido, Ungar sostuvo que Leandro López es lo mismo que Quiroga en Neuquén, un “vocero de las minorías que nos gobiernan, títere del presidente Macri y las corporaciones y que nada dice de la millonaria transferencia que significó la quita de retenciones a los sectores concentrados de la economía”.

Por su parte, el titular de la cámara regional de expendedores de combustibles, Marcelo Pirri, aseguró que también rechazan el planteo pero reconoció que esperan una definición intermedia para que las estaciones de servicio afectadas no tengan que cerrar.

“No estamos de acuerdo porque en nuestra zona, Río Negro y Neuquén, debemos tener un beneficio no sólo por ser patagónicos, sino porque tenemos la explotación petrolera en nuestra región”, explicó Pirri y agregó que “también vemos que debe buscarse una solución. Por eso desde Fecha (la federación que los nuclea) le pedimos a las petroleras que busquen una alternativa para subsanar la caída de ventas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.