Aerolíneas en picada: recortes para reprivatizar

En Aerolíneas Argentinas el ajuste en los subsidios rondará el 38% sobre el monto inicial que había pedido Isela Costantini. De confirmarse, la compañía, que había pedido u$s 420 millones para operar este año, recibirá alrededor de 260 millones de dólares.

Pero el recorte sobre la aerolínea de bandera no se limita a los subsidios. Desde el Ejecutivo nacional están autorizando la llegada de nuevas compañías aéreas que tienen una agresiva política de precios y que cuentan con un mayor respaldo económico y financiero. La principal perjudicada será Austral.

La consecuencia directa en la quita de subsidios es la del cierre de rutas. A partir del mes de julio, Aerolíneas Argentinas dejará de volar a Cuba, con el pobre argumento de que dejó de ser un destino barato para los argentinos a partir de que la isla se volvió un destino muy atractivo y demandado para los americanos. Sin embargo, se mantendrán los vuelos con destino a Cancún y Punta Cana, ya que son considerados destinos más redituables al ser más caros y similar distancia.

Esta decisión de la empresa nacional, dependiente del Estado, pareciera responder más a una política de alineamiento externo que a una cuestión de números económicos. El marcado antilatinoamericanismo de Macri no conoce límites y apunta únicamente al área del Pacífico, con un objetivo concreto para los próximos meses: involucrarse en el polémico tratado de libre comercio.

 

Por Yohana Beron

yohanaberon@manoamanonoticias.com.ar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *