2018: elecciones cruciales en América Latina

Sin dudas este año es crucial en la puja política que vive el continente entre las derechas restauradoras que van ganando terreno y las izquierdas que, por diversos motivos, no cuentan hoy con la correlación de fuerzas favorable de hace una década atrás, pero que aún resisten. A caso, un momento de quiebre en donde lo viejo no termina de morir pero tampoco lo nuevo termina de nacer. Un repaso cronológico de las elecciones pasadas y por venir de este año, nos brindará un panorama más amplio de este contexto.

El año electoral comenzó en Costa Rica con el triunfo en segunda vuelta el primero de abril de Carlos Alvarado del centroizquierdista y oficialista Partido Acción Ciudadana.

Le siguió la elección por parte de la Asamblea Nacional cubana de Miguel Díaz Canel como sucesor de Raúl Castro. Al asumir el 19 de abril como Presidente del Consejo de Estado y de Ministros, y a pesar de ciertas políticas de apertura en este último tiempo, dejó en claro que: “No hay espacio para quienes desean una restauración capitalista”. Comienza así, entre cambios y continuidades, la era pos-castros en la isla.

El 22 de abril en Paraguay se eligió a Mario Abdo Benítez del todo poderoso Partido Colorado e hijo del secretario privado del dictador Alfredo Stroessner. Recordemos que en el país mediterráneo venimos del golpe parlamentario contra Fernando Lugo quien fuera presidente electo desde el 15 de agosto del 2008 al 22 de junio del 2012 y cuya Alianza Patriótica para el Cambio puso fin a décadas de gobiernos del Partido Colorado, hoy nuevamente en el poder.

El 20 de mayo en una disputada Venezuela y con una guerra económica mediante, Nicolás Maduro del PSUV buscará su reelección ante una oposición que discute si participar o no, o llegado el caso, reconocer o no los resultados de los comicios ante la incapacidad de obtener los votos necesarios para un triunfo.

En Colombia las elecciones presidenciales serán el 27 de mayo en un contexto pos-desarme de la principal guerrilla del país, las FARC. Las expectativas de los sectores de izquierda rondan sobre Gustavo Petro el destituido alcalde de Bogotá en el año 2015.

En un México acosado por la desigualdad, el narcotráfico y el terrorismo de estado, las elecciones del 1 de julio guardan cierta expectativa ante las posibilidades (reales) de triunfo, según recientes encuestas, del izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Por último, en Brasil ante los comicios del 7 de octubre, la mirada está puesta en la proscripción y prisión de la principal figura opositora, Lula, y de acuerdo como se vayan acomodando los acontecimientos, las movidas del PT ante la embestida judicial.

Esta semana 6 países se retiraron de la UNASUR dándole un golpe mortal. Es en este marco que debemos observar lo que ocurra en países clave como Brasil, México y Venezuela porque la cuestión de la disputa es clara. O se reafirma el giro hacia la derecha del continente, o aún las izquierdas están a tiempo de rearmarse.

Por Valentin Steimbreger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.