¿Por qué una década ganada?

Por Maria Beatriz Gentile*

.. Porque en el 2003 la desocupación era del 22% y la represión a la protesta social se cobraba la vida de Teresa Rodríguez, de Kosteki y de Santillán entre muchos más.  En estos diez años se redujo la desigualdad en un 23%, la desocupación en un 56% y se generaron 5 millones de puestos de trabajo.

… Porque la Ley de Obediencia Debida, de Punto Final y el indulto hicieron de la Impunidad, un crimen de lesa humanidad. La derogación de las leyes y la renovación de la Corte Suprema de Justicia posibilitaron que hoy tengamos 923 personas procesadas por delitos de lesa humanidad; 651 acusados con causa en etapa de juicio y 299 condenados con sentencia firme.

… Porque mientras en el año 2003 el gobierno de Sobisch en Neuquén intentaba derogar la Ley 2302 de protección a la niñez, y los sectores más reaccionarios exigían “mano dura” con los pibes; hoy en esta misma provincia la Asignación Universal por Hijo cubre a más de 9.192 chicos que van a la escuela, están cubiertos por el sistema de salud pública e incluidos en el Plan Conectar Igualdad.

… Porque cuando a los científicos del CONICET se los mandó a “lavar los platos” y a los docentes se le sacó el 13% de sus salarios, destinando menos del 1,5% del PBI al presupuesto educativo; diez años después el Estado aumentó el presupuesto al 6,5% del PBI, construyó más de 1.500 escuelas nuevas, 9 universidad nacionales, repatrió  850 científicos y creó el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

… Porque se terminó con la timba financiera y el remate de los recursos esenciales de la Nación a través de la estatización de YPF, de Aerolíneas Argentinas y de las AFJP.

…. Porque dejamos las “relaciones carnales” con los organismos internacionales que saquearon a la Argentina, para hermanarnos con  la América Latina del MERCOSUR y del UNASUR.

… y finalmente es una Década Ganada porque se reinstaló  la política como herramienta del cambio. Porque los jóvenes dejaron de ser “peligrosos” y asumieron la militancia como sujetos de derecho. Y porque el Kirchnerismo se basó en tres pactos realizados con la sociedad: el primero tuvo que ver con la reactivación de la economía y la recuperación del empleo; el segundo se basó en el nuevo papel del Estado, y el tercero, en la política de derechos humanos. Y al cumplir con todos ellos, los argentinos hemos vuelto a creer en el futuro.

*Doctora en Historia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *